Requisitos para la reunificación familiar


Muchos nuevos residentes españoles, viajaron primero en soledad para poder asentarse y establecerse económicamente. Después de pasado un tiempo, es normal que si la cosas han funcionado como se esperaban, quien se encuentra como nuevo residente español, desee reunirse con su familia y que puedan permanecer juntos en el nuevo país elegido.

Para este tipo de situaciones, la Unión Europea sancionó un Programa de Derecho de Reunifiación Familiar, con el que se puede precisamente lograr que los familiares cercanos que han quedado en el país de procedencia puedan acercarse a España para quedarse allí el tiempo que la ley lo disponga.

¿Qué es lo que hay que acreditar para poder lograr este tipo de beneficios para los familiares que se desea reunificar?

Aquí te presentamos un listado de aquello que seguramente deberás cumplir para poder comenzar a tramitar este tipo de beneficios.

Antes que nada debes haber ingresado a suelo español de manera legal, debidamente declarado y seguir en la actualidad en el marco de la legalidad.

No debes presentar antecedentes penales ni en suelo español ni en ningún otro país en el que hayas residido. Hay que tener cuidado que en este caso, se cuentan los delitos que existen en el ordenamiento español.

Además, se debe acreditar un determinado monto de ingresos, que pueden cambiar de acuerdo a la cantidad de personas que conforman el grupo a reagrupar. No es lo mismo que venga una sola persona a suelo español y que puedo hasta tener empleo, que una pareja con tres niños muy pequeños.

Se tiene que disponer de una vivienda adecuada, y no encontrarse en situación de permiso de no retorno a España, o sin renovación de una residencia posterior, es decir la siguiente.

Por supuesto no debe tratarse de personas que se encuentren rechazadas de España, ni de ningún otro país que tenga convenios con suelo español.

Y además, se deben acreditar buenas condiciones de salud, que se encuadren en el Reglamento Sanitario Internacional, y no tener enfermedades que puedan tener repercusiones negativas en la salud del resto de los habitantes de España.

Vía